Nuevas tendencias en Realidad Aumentada

Home / Factorsim / Nuevas tendencias en Realidad Aumentada

El pasado 20 de mayo tuvimos la oportunidad de asistir a la conferencia de David Marimon –fundador de la empresa Catchoom– sobre nuevas tendencias en Realidad Aumentada (RA) que se impartió en la Salle.

Para quien todavía no conozca esta tecnología, básicamente consiste en sobreponer capas de información virtual, multimedial e interactiva (fotos, textos, enlaces, audios, vídeos, animaciones…) en el entorno físico. Esto que como concepto puede parecer simple abre un gran abanico de aplicaciones en ámbitos tan diversos como la educación, el marketing,  la medicina, el entretenimiento, el turismo…

Ahora que estamos asistiendo al nacimiento de los wearable devices (como las Google Glass, de las que ya hablamos en este post) las potencialidades se hacen más patentes, ya que permiten vincular el entorno físico y el virtual de manera constante y con la ventaja de tener las manos libres para poder interactuar.

Campaña Pepsi Max

¿Pero cómo se consigue? Bien, hay diversas maneras, la más extendida es a través de apps, que hacen uso del hardware de los dispositivos móviles para mostrar la información virtual encima de lo que se está enfocando con la cámara. La creación de apps de RA propias permite un mayor control, flexibilidad y personalización del contenido y de las funcionalidades que se ofrecen frente a otras opciones como los navegadores de RA (Layar, Junaio…) que están limitados a las características del propio software. No obstante, como siempre, la mejor opción siempre viene supeditada por las necesidades de cada proyecto.

A menudo, esta tecnología se apoya de otras como la geolocalización (GPS) del reconocimiento de marcadores y de objetos físicos. Veamos un resumen de qué ofrece cada opción:

  • GPS: sitúa al usuario en un punto geográfico específico, lo que permite usar la localización como lanzador o trigger para ofrecer un contenido digital contextualizado. Una app que está explotando esta concepción de la RA es Layar. Con ella se pueden generar diferentes POI (puntos de interés) en los lugares deseados y definir a cuánta distancia aparecerá la información en la pantalla del usuario que enfoque con su dispositivo.
  • Marcadores: la cámara del móvil reconoce una imagen, código QR, símbolo… impreso, que es la que da la orden al software para mostrar la capa de información virtual. Un buen ejemplo podría ser Spacecraft 3D (iOS, Android), aplicación desarrollada por la NASA que a partir de un marcador permite tener delante de ti las astronaves más conocidas.

En el ámbito médico también emplea la misma técnica. En esta experiencia se  utiliza un marcador en la piel para simular y mejorar la enseñanza de determinados procedimientos quirúrgicos. En este caso se utilizan unas Google Glass para acceder a la capa virtual, con las que el usuario ve sobre el “paciente” los diferentes pasos a seguir de manera guiada.

  • Objetos: a partir del reconocimiento de patrones, se puede definir que la app identifique un objeto específico que sea el detonante para activar el funcionamiento de la realidad aumentada. Por ejemplo, la aplicación Audi eKurzinfo (iOS, Android) permite al usuario de los coches de esta marca conocer las funcionalidades de cada componente simplemente enfocando con el móvil aquello sobre lo que se quiere obtener información. ¿Sois de aquellos que nunca están seguros de qué depósito es el correcto a la hora de rellenar el líquido limpiaparabrisas? Ningún problema, la app te lo señala en tu propio coche para que no exista lugar a confusiones.

 

Combinando las diferentes tecnologías y servicios se pueden llegar a desarrollar aplicaciones que optimicen los procesos del día a día en diversos sectores.

David Marimon nos mostraba el siguiente vídeo donde a través de unas smart glasses se gestionaba la logística de un almacén. Vinculando SAP y el dispositivo, el trabajador puede recibir las demandas de pedidos directamente en frente de sus ojos, un mapa en el que se sitúa la posición exacta de los productos en el almacén y las indicaciones para llegar a ellos.

Para finalizar, compartimos algunos de los  consejos a la hora de conceptualizar y desarrollar una app con RA que se dieron en la conferencia.

Lo más importante de todo, tal como el fundador de Catchoom nos indicaba, es no dejarse llevar por el factor ¡wow!. Estamos de acuerdo en que una tecnología novedosa suele captar la atención de las personas, pero hay que tener muy claro que la calidad y el valor del contenido que se ofrece es lo esencial. Tal como David dijo: “la RA es el canal, no la meta”. Si a un usuario le invitas a instalar una app, sacar su teléfono y enfocar a un marcador, debería ser porque lo que se está ofreciendo le resultará de interés, de lo contrario el factor ¡wow! quedará totalmente desvanecido.

Otro punto a analizar es el contexto en el que se aplicará y proporcionar acciones claras para poder interactuar con la RA. En la conferencia se explicaban dos ejemplos muy ilustrativos:

  • En una estación de metro se ofrecía información virtual al enfocar con el móvil. El problema: los marcadores estaban en la pared opuesta a las vías, por lo que existía el peligro de que la persona cayese al intentar capturarlos. ¿Verdad que queda claro la necesidad de evaluar el contexto de aplicación?
  • Una revista que proporciona información digital extra en determinadas páginas mediante RA. Para identificar qué páginas tenían este contenido se ilustraba con un pequeño icono. ¿El problema?, el lector pretendía captar el pequeño icono en vez de la página entera, que era lo que realmente funcionaba como trigger. ¡Acciones claras!

 

Dejar un comentario

PUBLICAR COMENTARIO Volver arriba


− 3 = 4

Contáctanos

Puedes enviarnos un mensaje si tienes quejas o quieres felicitarnos, o para contarnos algo, te responderemos :D